27 de mayo de 2020
CORONAVIRUS

Axel Kicillof pidió extender la cuarentena "lo más posible"

Mientras la Casa Rosada debate flexibilizar el aislamiento, el gobernador expresó que junto al distanciamiento son las mejores formas de prevenir el contagio.
Mientras la Casa Rosada debate flexibilizar el aislamiento, el gobernador expresó que junto al distanciamiento son las mejores formas de prevenir el contagio.
Preocupado por el avance del coronavirus, el gobernador bonaerense Axel Kicillof pidió la continuidad de la cuarentena obligatoria, previo a que la semana que viene se flexibilicen las restricciones para reactivar la economía. "Hay que seguir lo más posible con el aislamiento y la distancia entre las personas", pidió, como medidas clave para reducir los contagios.

El intendente de San Isidro Gustavo Posse ya había advertido sobre las consecuencias de suavizar el aislamiento, al plantear que "no liberaría ninguna actividad" y que mantendría todo "como está". Explicó que desde mediados de febrero la ciudad bonarense recibió a más de 5000 personas que llegaron de países con circulación del virus.

Kicillof dijo que el aislamiento y el distanciamiento entre la gente son las mejores formas para prevenir los contagios, y que deben mantenerse "lo más posible". "En los transportes hay que mantener medidas muy estrictas, porque ahí el virus se pasea por la ciudad. Creo que va a haber que tomar medidas bajo monitoreo estricto", dijo en diálogo con Radio El Destape.

Diferenció los casos de la Ciudad y la Provincia, por las condiciones de precariedad en la que viven muchos bonaerenses. "No es lo mismo la Ciudad de Buenos Aires que el conurbano, son condiciones distintas de vida", afirmó, sobre las dificultades para cumplir con las restricciones para circular.

Dijo que el principal objetivo es prepararse de la mejor manera para combatir el virus y destacó que el pico previsto de contagios haya pasado de abril a mayo, ya que les da más tiempo para mejorar la asistencia sanitaria.

"La obsesión que tenemos en Provincia es ponernos lo más a tiro que podamos para atajar esta epidemia, que obviamente desbordó los sistemas de salud más sofisticados y tecnológicos del mundo. Así que la provincia de Buenos Aires está remando a toda velocidad", dijo.

En Provincia duplicaron la cantidad de camas y necesitan entre 700 y 1000 respiradores. Junto a las universidades trabajan para reparar los que estaban viejos o en mal estado, para conseguir el abastecimiento necesario.

Comentarios