03 de julio de 2020
CORONAVIRUS

Peluquerías, lavaderos de autos y comercios vuelven a abrir en municipios bonaerenses

El gobierno de Kicillof aprobó reaperturas de actividades en 20 distritos.
El gobierno de Kicillof aprobó reaperturas de actividades en 20 distritos.
La provincia de Buenos Aires habilitó esta semana distintas actividades económicas en municipios que no forman parte del Área Metropolitana. Como ocurre en otras provincias, las peluquerías, las profesiones liberales, los oficios, la construcción privada, los comercios y los lavaderos de autos vuelven de a poco al trabajo.

En los últimos días, el jefe de Gabinete de la provincia, Carlos Bianco, firmó y publicó en el Boletín Oficial bonaerense distintas resoluciones en las que convalidó peticiones de 20 municipios. Todos ellos tienen una particularidad: forman parte de lo que se denominó “alerta verde” y no presentaron casos confirmados ni sospechosos de coronavirus.

Según detallaron en el gobierno bonaerense a TN.com.ar, estos permisos integran una serie mucho más amplia. Fuentes oficiales indicaron que la gobernación recibió 118 solicitudes para liberar actividades, sobre un total de 135 municipios. Solo algunas jurisdicciones del Gran Buenos Aires, como Almirante Brown, Berazategui y Florencio Varela, no hicieron ningún pedido.

Entre el lunes y el miércoles se oficializaron actividades en Junín, Ramallo, Necochea, Pehuajó, Azul, Carlos Casares, Villarino, Villa Gesell, Saladillo, Coronel Rosales, Chacabuco, 9 de Julio, Chascomús, Necochea, Municipio de la Costa, San Andrés de Giles, Viamonte, Trenque Lauquen, San Cayetano, Carlos Tejedor y Varadero. Los permisos seguirán en próximos días.

En 17 de estos municipios, las peluquerías y los centros de estética (maquillaje, depilaciones, etcétera) podrán abrir. Entre muchos otros, lo permitieron Junín, Necochea, Pehuajó, Carlos Casares y Saladillo.

Los contadores, abogados, agrimensores, arquitectos, escribanos y demás profesionales obtuvieron permisos para trabajar también en 17 distritos. Los martilleros y las inmobiliarias, en diez.

En sintonía, distintos oficios (albañiles, plomeros, gasistas, electricistas, etcétera) podrán volver al trabajo en nueve distritos, no necesariamente para participar de esas obras. También para efectuar arreglos y otros “servicios esenciales”. Como publicó TN.com.ar, una resolución del Gobierno nacional ya permitía este tipo de trabajos siempre que se tratara de cuestiones impostergables.

                                                                                

Los lavaderos de autos de once municipios (Baradero, Coronel Rosales, Saladillo y otros) pueden volver al trabajo. También se autorizó la apertura de talleres mecánicos, lubricentros, arreglos de bicicletas y otros en tres intendencias: Saladillo, Trenque Lauquen y Necochea (Lubricentros).

El comercio minorista que no contaba con el rótulo de “actividad esencial” puede abrir las persianas en nueve municipios bonaerenses, aunque en algunos casos con restricciones. En Necochea, por ejemplo, se detallaron 31 actividades minoristas que pueden atender, pero de la puerta para afuera: joyería, artesanías, bazares, etcétera. El Municipio de la Costa y Carlos Casares permitieron la atención al público. En la mayoría se podrá volver a comercial ropa, calzado y artículos para el hogar.

Seis distritos dieron vía libre para la atención de profesionales de la salud no incluidos entre los servicios esenciales. Algunos detallaron que podrán volver a trabajar psicólogos y kinesiólogos. Otros permitieron también la apertura de centros de diagnóstico por imagen. En Azul, podrán abrir los gimnasios, pero solo para atender casos de rehabilitación de enfermedades cardiorrespiratorias y neurológicas.

Tres jurisdicciones bonaerenses también permitieron el empleo doméstico. Los trabajadores y trabajadoras de casas particulares pueden volver a sus actividades en Carlos Casares, Azul y San Cayetano. Otros municipios incorporaron entre los permitidos a jardineros, cortadores de pasto y desmalezado y fumigadores.

EL DESHIELO. Al prorrogar la cuarentena a fines de abril, el presidente Alberto Fernández detalló que la Jefatura de Gabinete, en coordinación con gobernadores y municipios, comenzarían con una apertura paulatina y coordinada de actividades. El procedimiento fue de abajo hacia arriba: cada municipio propone qué está en condiciones de abrir y la provincia (y, en algunos casos, luego la Nación), autoriza.

Según detallaron en la gobernación que encabeza Axel Kicillof, 118 municipios hicieron solicitudes para obtener excepciones puntuales al aislamiento obligatorio. Muchos de ellos ya consiguieron los permisos.

Las posibilidades se dividen en cuatro grandes grupos. Hay actividades que la Nación permitió y que la provincia puede poner en marcha sin consulta adicional, como la de las ópticas, la cobranza de impuestos y servicios y la atención médica y odontológica con turno previo. En este caso, el gobierno bonaerense detalló que permitió regresos paulatinos al trabajo en 94 municipios y hay otros doce que están a la firma de la Jefatura de Gabinete provincial.

Luego están aquellas otras que la provincia puede exceptuar, pero con un aval previo del Ministerio de Desarrollo Productivo nacional. Aquí se incluye la provisión de garrafas y varias industrias. Según la información oficial a la que accedió este medio, hubo hasta el lunes 64 pedidos, de los cuales se aprobaron cinco y otros 59 están a la espera del aval del Ministerio de Producción de la provincia.

La provincia también tiene plena potestad para exceptuar actividades no permitidas por la Nación pero en ciudades de menos de 500.000 habitantes. Se excluyen de este grupo a los partidos del conurbano y a General Pueyrredón. La gobernación recibió 88 solicitudes, de las cuales aprobó 33 y las 55 restantes están en revisión en Jefatura (3) o en Producción (52).

En un cuarto grupo se incluyen las actividades del área metropolitana y General Pueyrredón, en las que solo el Poder Ejecutivo Nacional puede otorgar el permiso de reapertura. Aquí hubo 18 peticiones, de las que una se elevó a la Nación y las restantes siguen bajo análisis de la cartera que encabeza Augusto Costa.

Un dato curioso: 9 de Julio solicitó y obtuvo permiso para que abran los locales comerciales, las tiendas de fotografía y video y hasta los hoteles, para alojar a personal exceptuado de la cuarentena. Pero también pidió revertir el permiso para que los ciudadanos tengan una hora de esparcimiento, que había comenzado a implementarse en buena parte del país, con excepción de grandes ciudades.

Comentarios