27 de mayo de 2020
OTRA REESTRUCTURACIÓN

En la Bonaerense eliminan las departamentales y nombran a jefes locales

Mediante una resolución, Sergio Berni dispuso un nuevo esquema de mando en la fuerza.
Mediante una resolución, Sergio Berni dispuso un nuevo esquema de mando en la fuerza.
Ocurre cada vez que cambia el signo político de una gestión en la Provincia. El ministro de Seguridad modifica, con mayor o menor grado de profundidad, el funcionamiento de la Policía Bonaerense.

Esta vez, Sergio Berni decidió, a seis meses de su llegada al cargo, transformar la estructura de la fuerza con la eliminación de las departamentales para reemplazarlas por las jefaturas de Estación de Policía que estarán a cargo de un comisario designado por el funcionario a partir de las sugerencias de los intendentes.

Además de una modificación nominativa, tiene un argumento político: las estaciones de Policía funcionarán en 44 municipios que tienen más de 70 mil habitantes. Es decir: abarca todos los distritos del Gran Buenos Aires y un puñado de ciudades grandes del interior.

Ahí tendrán un papel clave los alcaldes, que integrarán una mesa de coordinación de las actividades de prevención y además propondrán al responsable de la Estación de Policía que tendrá bajo su mando a la Policía Local, el Comando de Patrullas, la Policía Rural, todas las comisarías de la jurisdicción y la Comisaría de la Mujer y la Familia. Es decir, el "sheriff" local podrá conducir a todos los policías de la ciudad.

“Hasta ahora, cada una de esas dependencias –Investigación, Mujer, Patrullas- reportaba un jefe diferente en la Jefatura. Ahora quedará concentrada esa información en un responsable”, fue uno de los argumentos que plantearon cerca del ministro Berni.

En las localidades con menos de 70 mil habitantes, la conducción de la fuerza -que tiene más de 90 mil hombres-, estará a cargo de las Superintendencias Regionales y en cada pueblo, las unidades policiales de prevención local (UPPL). O sea, las tradicionales comisarías.

Los antecesores de Berni también aplicaron cirugías en los cimientos que sostienen la fuerza armada civil más grande del país. Cristian Ritondo había reducido el número de departamentales para concentrar el poder en la Jefatura. Alejandro Granados, el último ministro de Daniel Scioli (2007-2015)​ también ensayó un plan similar al que ahora impone Berni. Los anteriores, Ricardo Casal y más atrás, León Arslanian (que impuso una reforma profunda en la organización), proyectaron sus propias modificaciones.

Los nuevos cambios se configuran en la resolución 341/2020 que se publicó en el Boletín Oficial la semana pasada y entró en vigencia a partir de hoy. Para ingresar en este esquema, los alcaldes deben firmar un convenio de adhesión.

​En dos artículos, la disposición describe el poder de decisión que contarán los jefes comunales que convaliden el acuerdo: "Deberán elaborar un Plan Integral de Seguridad Local, que será aprobado por el Ministerio de Seguridad", para la prevención del delito.

Además, cada intendente deberá preparar un “Plan de gestión integral de Riesgo” que requiera “hipótesis de catástrofes y emergencias y su probabilidad de ocurrencia” con un diagnóstico de las vulnerabilidades locales “para coordinar las acciones que reducen el riesgo”.

La medida de Berni elimina también la denominación actual de Policía Distrital. Esa dependencia concentraba la actividad de las comisarías en las ciudades más pobladas de la provincia.

Fueron 28 las detenidas abusadas por policías en una comisaría de La

Ahora, con la nueva estructura el oficial a cargo de la Estación Policial dependerá de un jefe de Región: se trata de las Superintendencias Regionales, que serán 13 en todo el territorio (antes eran 9). Y en el vértice quedará el jefe de la Policía Bonaerense. Toda esta escala policial tiene el manejo político e institucional del ministro de Seguridad.

Esta integración que promueve Berni ya comenzó a funcionar en distritos como Moreno, Almirante Brown, Avellaneda y Lanús.

​La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, ya designó a su "sheriff". Y según explicó el secretario de seguridad del municipio, Gaspar De Stéfano, “es una iniciativa para descentralizar el manejo porque ahora el jefe de la estación tiene un trabajo de coordinación directo con la secretaría de seguridad del municipio. Buscamos una estrategia eficiente para reducir el delito a su mínima expresión”.

​Lo mismo pasó en Florencio Varela. En este caso, el intendente puso en funciones en la Estación al comisario que estaba a cargo de la jefatura del Distrito. Sólo un cambio en denominación del cargo.

Comentarios