22 de septiembre de 2020
CORONAVIRUS

Alberto Fernández, Rodríguez Larreta y Kicillof definieron que “no se abre nada más”

Hablaron de poner todo el esfuerzo en las villas y de cómo articular el transporte que conecta a la Ciudad con el Conurbano.
Hablaron de poner todo el esfuerzo en las villas y de cómo articular el transporte que conecta a la Ciudad con el Conurbano.
Por cuarta vez en 61 días de cuarentena obligatoria por el coronavirus, Alberto Fernández se reunió este miércoles durante más de tres horas con Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta con el foco puesto en la extensión del aislamiento preventivo y en otra jornada con récord de infectados.

El Presidente se había mostrado antes por separado con el gobernador bonaerense y con el jefe de Gobierno en medio de los tironeos y las declaraciones cruzadas alrededor de la apertura de comercios y las salidas recreativas en la Capital.

Kicillof y Larreta, en tanto, mantuvieron contactos telefónicos periódicos mientras sus funcionarios confrontaban indirectamente a través de los medios. En la residencia presidencial los tres compartieron una reunión con el foco puesto en los barrios vulnerables y en el transporte y se comprometieron a no permitir más excepciones.

“No se abre nada más”, dijeron en Presidencia sobre lo que se había acordado en la reunión.

Se espera que este viernes se anuncie la extensión de la cuarentena hasta el domingo 7 de junio. Extrañamente, los funcionarios de la Ciudad se llamaron en la noche del miércoles a silencio de radio.

La cuarentena seguirá siendo estricta en el área metropolitana. El jefe de Gobierno no pedirá la habilitación de nuevas actividades.

Kicillof tampoco autorizará la apertura de más comercios pese al reclamo de intendentes, según confirmaron funcionarios que participaron del encuentro en la sala de Jefatura de Gabinete de Olivos.

Este jueves habrá una reunión entre los equipos técnicos de Provincia y Ciudad que integran el Centro de Operaciones de Emergencias (COE), con funcionarios de Transporte, Desarrollo y Salud de las tres jurisdicciones.

"En plena curva ascendente de casos no hay margen para flexibilizar nada", explicaron desde la Gobernación bonaerense.

El Presidente pidió reforzar los controles en los asentamientos, su principal preocupación. "Tenemos que poner todo el esfuerzo en parar lo que se desató en las villas de los distritos, pero ahora el principal problema está en la Ciudad", explicaron cerca del mandatario.

El Ministerio de Salud intensificará y coordinará los testeos en los asentamientos del Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Fernández confirmó que se profundizará los chequeos y la atención en los barrios populares durante la reunión previa que mantuvo dirigentes de villas de la Ciudad y el Conurbano y volvió a reiterarlo frente a Kicillof y Larreta.

El ministro de Salud Ginés González García no fue de la partida. Lo reemplazó la número 2 de la cartera, la ascendente Carla Vizzotti. Por la Provincia dijo presente Daniel Gollán, que pidió disculpas tras señalar a la Capital como principal foco de contagio del virus. Por la Ciudad participó el ministro Fernán Quirós, que espera el pico de infectados para dentro de dos semanas y preferiría volver a un estadio más firme de la cuarentena.

El flujo de usuarios del transporte público entre la Capital y el Conurbano fue otro de los ejes del encuentro. Ese detalle explicó la presencia de los ministros del área de las tres jurisdicciones: Mario Meoni, Juan José Méndez y el subsecretario bonaerense Alejo Supply. Los tres se habían reunido horas antes a solas. La aplicación para reservar turnos en trenes está en estudio. Ya está casi lista la prueba piloto para la línea Mitre. El uso exclusivo de la tarjeta SUBE para trabajadores esenciales, que generó polémica la semana pasada no está descartado. Al contrario. “Está en estudio y en desarrollo”, señalaron desde Olivos. Sin embargo, el tema no se tocó en la reunión. También aumentarán los controles de seguridad en los accesos a la Capital.

Además, se estudia la incorporación de micros en las cabeceras de los ferrocarriles en el Gran Buenos Aires para que puedan utilizarlos los residentes del Conurbano que se atienden en hospitales de la Ciudad, víctimas de violencia de género, entre otras excepciones.

El Presidente ofreció la ayuda del Gobierno nacional para que sea más rápido y mejor el trabajo en los barrios de emergencia con el testeo y el aislamiento. "Alberto se va a meter de lleno el tema", explicaron.

“No hay nada decidido”, insistieron en la comitiva porteña antes de ingresar a la reunión sobre una eventual marcha atrás de las salidas recreativas con chicos y ante el ejemplo de la capital cordobesa, que sí debió retroceder por un aumento de casos. Recién este viernes tendrán los números que reflejen el impacto de la apertura de hace dos semanas.

El jefe de Gabinete Santiago Cafiero y el vicejefe de Gobierno porteño Diego Santilli fueron otros de los funcionarios que participaron de un encuentro y de una foto que sirvió para bajar los decibeles y los cruces entre las jurisdicciones. Entre los funcionarios que participaron del encuentro -que se extendió en una larga sobremesa, una vez finalizado- relativizaron los cortocircuitos. "Están todos trabajando juntos, hablan todos los días", insistieron. Ministros y funcionarios de los dos principales distritos relativizan esas impresiones. 

Comentarios