04 de diciembre de 2020
FÚTBOL

Gallardo recupera a sus extranjeros y River empieza a acomodarse

Para que Marcelo Gallardo tenga al plantel de River completo en el país solo falta Robert Rojas, que este viernes estará de regreso en Argentina.
Para que Marcelo Gallardo tenga al plantel de River completo en el país solo falta Robert Rojas, que este viernes estará de regreso en Argentina.
Nicolás De La Cruz llegó el viernes pasado en ferry desde Uruguay. Paulo Díaz lo hizo un día después en un vuelo desde Chile. También, ese mismo día arribaron Rafael Santos Borré y Jorge Carrascal en otro avión desde Colombia. Y en la noche de este jueves regresó Juan Fernando Quintero. Para que Marcelo Gallardo tenga al plantel de River completo en el país solo falta Robert Rojas, que este viernes estará de regreso en Argentina.

De todos modos, si se confirma que los clubes que juegan Copa Libertadores vuelven a los entrenamientos presenciales el 10 de agosto, al Muñeco le faltarán dos futbolistas para reiniciar la actividad. Es que Juanfer y Rojas -al igual que los otros extranjeros- tendrán que cumplir dos semanas de cuarentena estricta, de acuerdo a las normativas vigentes del Gobierno y el Ministerio de Salud nacionales. El colombiano y el paraguayo recién podrán pisar el predio de Ezeiza cuatro días después.

Juanfer había contratado un vuelo privado que iba a partir desde Medellín el lunes. Sin embargo, se lo reprogramaron para este jueves y recién por la noche llegó al aeropuerto de San Fernando, para dirigirse luego a su casa en el country Saint Thomas de Canning. De allí se fue hace más de dos meses para continuar la cuarentena en Envigado, junto a su familia, y allí siguió entrenándose con los ejercicios que mandaban los preparadores físicos del plantel Millonario, Pablo Dolce, Marcelo Tulvobitz y Diego Gamalero.

Quintero también recorrió los paisajes montañosos en bicicleta, jugó al básquet en la cancha que tiene instalada en su propia casa y recorrió la Comuna 13, su barrio, para realizar donaciones y colaborar con los más necesitados.

Por su parte, Rojas estuvo en Peguahomi, el pueblito ubicado a unos 400 kilómetros de Asunción en el que reside su familia. Allí, además de entrenarse, volvió a ayudar a los suyos con la despensa familiar y a cosechar mandioca. Luego, cuando empezó a entrenarse con la Selección de su país, comandada por el entrenador argentino Eduardo Berizzo​, se instaló en la capital paraguaya.

Y cuando tenía todo listo para pegar la vuelta en avión, fue rebotado dos veces en el aeropuerto Silvio Pettirossi porque los vuelos de repatriación estaban completos debido a la gran demanda que hay para volver a la Argentina desde Paraguay. Antes de seguir esperando, el "Sicario" decidió volver de la misma manera en la que había dejado Buenos Aires hace tres meses. ¿Cómo? En auto.

En abril, junto a otros compatriotas, Rojas partió vía terrestre hacia Paraguay. Se armó una caravana de autos, de la que también formaron parte otros futbolistas como Junior Alonso, Antony Silva, Adam Bareiro y Víctor Ayala, entre otros. Viajaron 15 horas. Ahora, el defensor de River, hará el mismo periplo.

Primero viajará desde Asunción hacia Clorinda, realizando el cruce fronterizo. Y una vez que esté en esa ciudad formoseña, lindante con tierras paraguayas, se encontrará con un empleado de River que lo traerá en auto a Buenos Aires.

De esa manera, Gallardo tendrá al plantel completo en el país. Y aunque si los entrenamientos presenciales vuelven el 10 de agosto, a Juanfer y a Rojas tendrá que esperarlos unos días más, habrá tachado otra asignatura pendiente en la larga lista de lo que hubo que recorrer hasta el regreso.

Comentarios