25 de octubre de 2020
DATOS DEL INDEC

La inflación subió en septiembre

Los precios minoristas acumulan un alza de 22,3% en lo que va de 2020 y un incremento de 36,6% en los últimos doce meses.
Los precios minoristas acumulan un alza de 22,3% en lo que va de 2020 y un incremento de 36,6% en los últimos doce meses.
En septiembre, el Indice de Precios al Consumidor (IPC) subió 2,8% respecto del mes anterior. Se trata del segundo registro más alto del año, tras el 3,3% de marzo. De esta manera, los precios minoristas acumulan un alza del 22,3% en lo que va del año y del 36,6% en los últimos doce meses, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El dato oficial estuvo apenas una décima por debajo de la estimación de las consultoras privadas que estimaron un incremento de 2,9%, según el promedio de los diez principales analistas del Banco Central (BCRA). Pese al incremento reflejado en el corto plazo, los analistas pronosticaron que para diciembre, la inflación rondará el 36,9%, lo que marca una baja de 0,9 puntos porcentuales respecto al cálculo que realizaron a finales de agosto.

El mes pasado, el rubro con mayor aumento fue el de Prendas de vestir y calzado (5,8%) seguido por bebidas alcohólicas y tabaco (4,3), transporte (3,6) y salud (3,5). Otras subas se dieron en equipamiento y mantenimiento del hogar (2,6), recreación y cultura (1,9), bienes y servicios varios (1,8%), restaurantes y hoteles (1,7), vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (1,5), educación (0,3) y comunicación (0,1).

En lo que respecta a los Alimentos y bebidas no alcohólicas, volvieron a ubicarse por encima del índice general, con una suba mensual de 3% y un alza de 26,5% en los nueve meses del año. Se destacaron los aumentos en frutas, verduras, tubérculos y legumbres, y carnes y derivados, que fueron parcialmente compensados con alzas menores -e incluso algunas bajas- en productos lácteos, aceites, grasas y manteca, y bebidas no alcohólicas. El aumento más fuerte, entre los alimentos básicos, fue el del pan que trepó 8,9%.

Estos productos, que forman parte del consumo masivo vieron decrecer sus volúmenes de venta en el mismo período, según las consultoras que monitorean los supermercados y almacenes. Scentia, por ejemplo, detectó que la merma -durante septiembre-  promedió el 2% en todos los canales de comercialización, si bien en las grandes cadenas de supermercados la caída llegó al 4,5%. Para la consultora Nielsen, la baja solamente en las góndolas promedió el 2,5%. Este dato encierra además, una caída del 3,1% en los alimentos básicos como la harina, la yerba, el arroz y el azúcar.

En el IPC oficial, durante septiembre se vio una suba del 2,3% en la inflación núcleo, aquella que toma los precios de los bienes y servicios que no están regulados. Si bien esto implicó una desaceleración, "la tasa anualizada sigue siendo elevada (+31% anual) sobre todo cuando se considera que una demanda débil, afectada por las restricciones de movilidad y la pérdida de ingresos, podría no estar convalidando los aumentos", señalan los analistas de la consultora LCG. "Es un piso elevado de cara a un futuro que deberá contemplar nuevas correcciones de precios relativos a partir de los congelamientos promovidos este año durante la cuarentena (pe. tarifas, combustibles, prepagas). En eso coincide el economista Nadin Argañaraz cuando señala que "se percibe un paulatino atraso en los precios de los servicios regulados, en comparación con la dinámica de los otros precios". En este contexto, dice que la inflación minorista se mantendrá este año en el orden del 37%, esperándose "una aceleración hacia fin de año".

Otros analistas también esperan un aumento de la presión inflacionaria en los meses que siguen, por diversos motivos. Entre ellos, la incertidumbre cambiaria reflejada en una brecha del 100% que podría anticipar correcciones (preventivas/ especulativas) de precios aun en un contexto de una demanda todavía muy débil. "Además, el Gobierno empieza a autorizar ajustes sobre precios hasta ahora regulados como los considerados dentro de Precios Cuidados y combustibles", explicó LCG.

También la consultora ACM, espera una trayectoria creciente de la inflación "debido a una progresiva flexibilización de la cuarentena, combinado con mayores restricciones al acceso de divisas al tipo de cambio oficial y al retardo que tiene tanto la política monetaria como también la suba de insumos claves como el combustible sobre los precios de los bienes minoristas", explicó en su último informe.

Comentarios