04 de diciembre de 2020
DURANTE LA PRESENTACIÓN DE LA ESIGEN

Para cuestionar el “machismo en la provincia”, Kicillof habló de los “barones del conurbano” y se convirtió en tendencia

El Gobernador criticó el término con el que se denomina a los intendentes bonaerenses y recibió burlas en Twitter. Más tarde, publicó un descargo en la red social.
El Gobernador criticó el término con el que se denomina a los intendentes bonaerenses y recibió burlas en Twitter. Más tarde, publicó un descargo en la red social.
Durante la presentación ESiGen, la primera escuela sindical de género del país, Axel Kicillof, cuestionó el histórico mote con el que se denomina a los intendentes para dar cuenta de la “cultura machista” en la política bonaerense. Sin embargo, no quedó claro si confundió el concepto “barones del conurbano” con “varones” y se convirtió en tendencia en Twitter. A raíz de la polémica, por la noche el gobernador publicó un descargo en la red social.

“Hay que demoler la cultura machista”, pidió el mandatario provincial luego de ejemplificar su postulado con el término que describe a los jefes comunales bonaerenses.

Aunque hubo quienes lo respaldaron, en las redes le llovieron críticas. Más allá del título nobiliario, el concepto “barón” es utilizado para denominar a una “persona que tiene gran influencia y poder dentro de un partido político, una institución, una empresa, etc”, indica la RAE. Y, es asociado a la figura de un hombre en el territorio bonaerense. “Baronesa” sería correcto en el caso de una mujer.

Incluso, la exgobernadora María Eugenia Vidal criticó la misma figura en la apertura de las sesiones legislativas en 2009. “Esta Legislatura decidió que nunca más habrá más barones con “b” larga ni en el conurbano ni en ningún lugar de la Provincia”. La dirigente ahora opositora se ocupó de aclarar con qué letra iniciaba la palabra que usó.

De todos modos, sea “varones” o “barones”, la inauguración de la escuela fue el marco de un nuevo capítulo de los idas y vueltas entre los jefes comunales y Kicillof, un vínculo que se volvió tirante a causa de las tomas de tierras, la ejecución del presupuesto, la inseguridad y las marcas que dejó la revuelta policial en el territorio.

Durante el acto en el Salón Dorado de la Gobernación, el mandatario consideró como “el momento oportuno” para crear esta escuela y aseguró que la política de la provincia de Buenos Aires “está muy asociada a lo masculino y viene de una tradición machista”.

Kicillof precisó que desde esa perspectiva “llegó a denominar a algunos intendentes como los Barones”. "Más que deconstruirlo, hay que demoler eso”, pidió.

Dijo también que con el gremialismo “pasa algo similar” y aseguró que “es mentira que esté compuesto prioritariamente por hombres, pero hay un techo para que las mujeres accedan a conducciones”.

“Es como un prejuicio que opera casi en forma natural. Por eso hacía falta esta escuela, para discutir la cultura machista y terminarla”, consignó.

Durante el acto, el gobernador estuvo acompañado por el ministro de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza; la presidenta del Conicet, Ana Franchi; el diputado Hugo Yasky; el secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo; y la ministra de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual bonaerense, Estela Díaz.

EL DESCARGO DE KICILLOF. Tras el revuelo que generaron las declaraciones del gobernador en las redes sociales -de las cuales se hicieron eco diferentes medios de comunicación-, Kicillof hizo una serie de publicaciones en Twitter en las que buscó aclarar sus dichos. Además, cargó contra Clarín y La Nación por haberse referido a estos últimos como un “furcio”.

"Además de dedicarse a destilar odio, Clarín llama ‘furcio’ a su propia ceguera machista. Nadie habla de ‘Baronesas del conurbano’ y ese es precisamente el problema que señalé”, explicó el mandatario provincial, y agregó: “Por lo visto en La Nación, de manera independiente, llegaron al mismo descubrimiento”.

LA ESCUELA. La ESiGen tiene como objetivo “formar, investigar y generar cultura en materia de género para la acción sindical, posibilitando la construcción de ambientes laborales de equidad y protección contra las violencias, y de promoción de derechos”, informaron desde el Conicet, que ofrecerá la infraestructura edilicia y sus espacios de investigación para su funcionamiento.

La nueva escuela dará una diplomatura en géneros, feminismos y diversidad para la acción sindical, así como otros trayectos formativos, seminarios y talleres sobre nuevos saberes y prácticas, con sus titulaciones y certificaciones.

Además, conformará un espacio artístico sobre la temática y, a mediano plazo, será sede de equipos de investigación.

Asimismo, tiene como propósito desarrollar el Centro de Varones para recoger, escuchar, analizar y tratar a varones en situación de violencia en el ámbito laboral y sindical, y crear el Archivo de la Voz de las Mujeres Sindicalistas, como una apuesta por reconstruir las memorias de las experiencias de trabajadoras y referentes sindicales.

La ESIGen tiene sus antecedentes en experiencias desarrolladas en Alemania, Gran Bretaña, Italia, Brasil, Chile y Colombia, además de otras iniciativas de formación impulsadas por sindicatos argentinos.

Según indicaron, se focalizará en las prácticas militantes y toma de decisiones, en el afianzamiento de nuevas formas de conducción de grupos de trabajo y colectivos sociales, en la generación de nuevas ideas o proyectos laborales y en la redacción de convenios colectivos de trabajo y marcos legales de protección a las mujeres y personas LGBT+, principalmente de las travestis y trans, debido a que la discriminación dificulta su ingreso y mantenimiento en el mercado laboral.

Comentarios