25 de noviembre de 2020
BOCA

Carlos Tevez fue amonestado por un patadón a los tres segundos del partido

El jugador de Boca le dio un planchazo a Pochettino apenas empezado el encuentro y estuvo muy cerca de ser expulsado, pero Delfino le sacó la amarilla.
El jugador de Boca le dio un planchazo a Pochettino apenas empezado el encuentro y estuvo muy cerca de ser expulsado, pero Delfino le sacó la amarilla.
Talleres sacó del medio en la Bombonera y tuvo una salida vertical que fue rápidamente cortada por Carlos Tevez. El tema es que el capitán de Boca lo hizo con una acción por la que quizás debió haber sido expulsado a los tres segundos del partido. Pero el planchazo en el gemelo de Tomás Pochettino sólo fue sancionado con foul -obvio- y tarjeta amarilla por parte de Germán Delfino.

Lo extraño de la jugada, más allá de la violencia en sí misma, fue que Carlitos llegó muy a destiempo e impactó sobre la pierna del volante que surgió de la cantera xeneize cuando éste ya se había desprendido de la pelota.

Inmediatamente, Tevez explicó su accionar e hizo algunos gestos y seguramente sintió alivio al ver que el juez no lo había echado (hubiera rozado todos los récords).

Podría haber sido roja tranquilamente porque Pochettino ya había soltado el balón buscando un pase a un compañero y Tevez no solo tiró un puntapié, sino que apoyó y clavó los tapones de su botín izquierdo sobre la pantorrilla derecha del jugador de Talleres.

En medio de un gran momento deportivo, ya que es la figura absoluta del equipo que dirige Miguel Angel Russo, y una situación personal complicada por la salud de su padre, Carlitos venía de un partido en el que, tras un cruce fortuito por acción de juego contra Newell's, terminó lesionado Alan Aguerre, que tendrá para tres meses de inactividad por una luxación de codo.

"Jugamos los dos, él va con la mano, yo voy con el pie. Uno nunca quiere lastimar a un colega. Ojalá no sea nada grave y se reponga rápido", afirmó el Apache luego del partido.

Sin embargo, Tevez sigue emparentado con jugadas de este tipo. Basta con recordar la fractura de Ezequiel Unsain, quien cuando atajaba en Newell's recibió un rodillazo de Tevez que le fracturó la mandíbula en febrero de 2016.

Y la fractura de Ezequiel Ham en 2015, quien cuando jugaba en Argentinos sufrió la fractura expuesta de la tibia y peroné en la pierna derecha luego de que Tevez le clavara los tapones de su botín derecho con vehemencia.

¿Qué hubiese pasado si la acción ante Pochettino se producía más adelante en el partido? Para las acciones bruscas, de todos modos, no hay reglas temporales. Y la de Tevez, por más que se llevaban jugados unos poquitos segundos, podría haber sido roja.

Comentarios