13 de mayo de 2021
SE SACARON CHISPAS

Luciana Salazar y Connie Ansaldi se dijeron de todo

La panelista de América increpó a su colega de El Trece por hablar “barbaridades” de su vida y desató un tremendo cruce tuitero.
La panelista de América increpó a su colega de El Trece por hablar “barbaridades” de su vida y desató un tremendo cruce tuitero.
Luciana Salazar (40) y Connie Ansaldi (47) protagonizaron un feroz cruce 2.0 que incluyó fuertes reproches, acusaciones de todo tipo y menosprecios de un lado y el otro.

Quien encendió la mecha fue la panelista interina de Los ángeles de la mañana (El Trece, lunes a viernes a las 11), quien este lunes opinó de las polémicas declaraciones de la ex de Martín Redrado (59) al aire de Polémica en el bar (América, lunes a viernes a las 19.45).

"No están bien. Partamos de esa base. Todo el descargo que hizo el otro día al aire. Hasta que entendí de quién estaba hablando, no tenía ni pie ni cabeza. Me reía al ver la cara de los de alrededor que la estaban escuchando", arrancó diciendo Connie sobre los dichos de Luciana hacia el economista.

Y añadió: "La verdad es que no es gente que esté bien o en sus cabales... nadie expone a una niña a esto (por la hija de Luciana, Matilda). A nadie con dos dedos de frente se le ocurre hacer algo así".

Esas palabras enfurecieron a las platinada, quien en las últimas horas publicó en Twitter una serie de capturas de cuando Connie la halagaba y a su lado agregó: "¿Qué te pasó Connie Ansaldi, ¿la desquiciada soy yo, o vos? Que pasaste de decir que yo era lo más y que me adorabas, a decirme barbaridades públicamente. Me empezaste a agredir de la nada desde que empece a hablar de política. Te metiste en la grieta vos sola, ¡una pena!".

"Desquiciada fuiste siempre. Pero antes eras un gato simpático que no le hacía mal a nadie. ¡Y yo amo a los gatos! Cuando te metiste como operadora, me empezaste a caer como el OGT", le contestó sin demora ni pelos en la lengua la periodista.

"¿Una chica que se tilda tan abierta de pensamiento Connie? Me parece que sos una fantochada entonces. Yo te diría que ese tweet que pusiste es realmente de una desquiciada y ordinaria", le respondió Luciana.

Entonces, un seguidor le aconsejó "no darle bola". "La verdad (es) que sí y lo peor es que se tilda de abierta de cabeza y se hace la sorora cuando le conviene", agregó la mamá de Matilda.

Y siguió en otro mensaje: "Me encanta cuando la gente falsa muestra su verdadera cara. El perfecto ejemplo de las personas que se muestran como inclusivas, tolerantes y sororas, pero en realidad no son más que miserables, resentidos y retrogradas".

"Si a 'la mente abierta de Connie' no le gusta algo que decís, por más que se lo digas con respeto y altura, te bloquea. Creo que bloqueó a más de medio Twitter por lo que me comentan. Primero se lo puse por chat privado y me bloqueó sin contestarme. Tolerancia 0", sumó Salazar.

"Les cuento que Luciana me mandó ese mismo mensaje por WhatsApp. Yo para no armar bardo, ni le contesté. Ahora que lo hace público, le contesto lo que pienso. ¿Hay helado? Me dió hambre", dijo por su parte Ansaldi, agregándole más pimienta al cruce tuitero.

Y continuó en otro tuit: "Luciana está tan mal que me pide explicaciones A MÍ de por que no la quiero más... como si fuera un delito no hacerlo y una obligación adorarla. ALGUIEN QUE LE DIGA".

En otros mensajes, la panelista de LAM también dijo que ser "gato no atrasa". "Cada uno hace lo que puede con las armas que tiene. Ser una operadora funcional al poder sí atrasa... Y ahora déjenme que ya no quiero ni que me asocien con este ser. Después me preguntan por qué no quiero volver a la tele #crazypeople (gente loca)", sumó.

Y como su indignación por el reproche de Luciana no cesaba, ella siguió tuiteando al respecto. "La verdadera inclusión no está en las 'formas apropiadas' sino en tomar acciones que realmente transformen la vida de las personas. Que la mejoren. Involucrar generosamente a extraños para aportarles y sumar. Lo políticamente correcto se lo dejamos a los que viven de las apariencias", opinó.

"Estas picante Connie", le dijo un seguidor. "No, pasa que a veces me harto de tanta pavada políticamente correcta de gente que en su vida movió un dedo por nadie que no sean ellos mismos. Respect (respeto)", pidió ella.

Comentarios