03 de marzo de 2021
EDUCACIÓN

Sindicatos docentes rechazan el regreso de las clases presenciales en CABA: Ademys amenazó con un paro

Jorge Adaro, titular de Ademys.
Jorge Adaro, titular de Ademys.
El anuncio del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, generó la reacción de los gremios de la educación. “Hay que articular muchísimo y eso necesita de consensos”, reclamaron desde la Unión de Docentes Argentinos (UDA)

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, presentó hoy el plan “Primero la escuela” con el objetivo de garantizar la mayor cantidad de clases presenciales desde el próximo 17 de febrero. En una relación marcada por la desconfianza y el desacuerdo, como era de esperar, el anuncio generó reacciones y las primeras resistencias de parte de algunos sindicatos docentes, que vienen llevando adelante reuniones con las autoridades educativas para alcanzar un entendimiento.

Ademys, uno de los gremios más combativos que confrontan con el gobierno porteño, se opuso al regreso a las aulas por el nivel de contagios de coronavirus en la Ciudad y definió las medidas presentadas como un “plan criminal”. “Están delegando de forma inconsulta la responsabilidad a los directores de las escuelas. Son irresponsables y se lavan las manos. No tienen un plan serio para presentar”, sostuvo el secretario adjunto Jorge Adaro.

El sindicalista se mostró en disconformidad con la decisión de que cada escuela defina el esquema de presencialidad a partir del próximo 17 de febrero y que las autoridades de cada establecimiento “se hagan cargo” de presentar un plan ante la ministra de Educación, Soledad Acuña. En contraposición, propuso que el Estado afronte los gastos de higiene como alcohol en gel y de traslado, como garantizar el transporte con micros escolares hacia cada edificio.

“Es una locura”, insistió Adaro en diálogo con El Destape Radio. “Es una política criminal para los pibes y para todos los que intervenimos en la escuela pública”, expuso, y concluyó: “Vamos a reunirnos en asambleas desde el 8 de febrero para decidir lo que vamos a hacer. No descartamos tomar medidas de fuerza”.

Vinculado a sectores y agrupaciones de izquierda, Ademys es uno de los 17 sindicatos de la educación que más rechazan las directivas oficiales del Gobierno de la Ciudad. Es una de las organizaciones con mayor cantidad de afiliados después de la UTE-CTERA, la entidad más representativa y con mayor capacidad de movilización en el distrito. También desde esa mirada de oposición, la secretaria general de UTE, Angélica Graciano, resaltó la “contradicción” de los anuncios, ya que “dicen que la prioridad es la educación, mientras que en diciembre se bajó el presupuesto educativo un punto más”.

Graciano lamentó que no se haya mencionado el plan de vacunación en el marco del plan “Primero la escuela” y consideró que es un “tema silenciado”. Además, cuestionó una vez más la falta de computadoras en las escuelas porteñas y que, en materia de transporte, la prioridad se fije para los docentes y alumnos, la solución sea “promover que se enfrente en la fila del colectivo”.

Comentarios