07 de marzo de 2021
CORONAVIRUS

Hay déficit de dosis contra el Covid-19 y anotados que no saben cuándo les tocará el turno

Se inscribieron más de 2,8 millones de personas, pero Buenos Aires recibió apenas 550 mil dosis.
Se inscribieron más de 2,8 millones de personas, pero Buenos Aires recibió apenas 550 mil dosis.
El acceso a un turno para vacunarse en la provincia de Buenos Aires depende de un algoritmo. La fórmula matemática, sin embargo, sólo resuelve una parte del problema que tiene el ministerio de Salud: es que las dosis que recibió el gobierno de Axel Kicillof no alcanzan para cubrir los grupos que se anotaron en la plataforma “vacunatepba” y que ya superan los 2,8 millones de bonaerenses.

El diagrama dispuesto por las autoridades sanitarias prevé aplicar dosis a mayores de 70 años y docentes en la etapa que se anunció la semana pasada. Y aún está en trámite la aplicación para parte del personal que trabaja en salud, los educadores y los pacientes internados en psiquiátricos.

Para ponerlo en números: el último reporte oficial informa que en los 369 vacunatorios (entre ellos 169 centros asistenciales, 167 escuelas y puntos dispuestos por PAMI e IOMA) se inoculó a 303.007 personas. El ritmo de vacunación creció en los últimos días: 4.950 el miércoles, 19.907 el jueves, 29.859 el viernes y 10.831 el sábado.

El componente que puede poner un freno a la pandemia es un bien escaso en la Argentina. Buenos Aires consiguió, hasta el momento, 530.000 ampollas, o sea que habría en stock un lote de poco menos de 250 mil.

Pero resulta que las personas con más de 70 años anotadas en el sistema son 354 mil. Los docentes y auxiliares del sistema educativo provincial inscriptos en la aplicación son 252 mil y al viernes pasado quedaban más de 50 mil agentes sanitarios sin cobertura de la Sputnik V.

Un balance rápido indica que Buenos Aires estaría con un déficit "primario" de casi 300 mil pociones de la única solución conocida para evitar el coronavirus. Aquí es donde entra en juego el algoritmo diseñado por los expertos del ministerio de Salud. Sin precisiones sobre las variables que utiliza esa fórmula, el procedimiento se parece mucho a una decisión del azar.

Pero la carencia es más severa: porque en el listado que abrió Kicillof para los bonaerenses están registrados más de 2,8 millones. ¿Cuándo serán convocados esos ciudadanos? Por ahora en la Gobernación no hay certezas. El único indicio es que “luego se incorporarán los mayores de 60”. Según los números actuales, otros 756 mil bonaerenses se sumarán a la extensa cola. Por ahora, nada se sabe sobre la franja 18/60 años, con o sin factores de riesgo.

Estos cálculos y formulaciones no computan las irregularidades y anomalías denunciadas en varios distritos sobre maniobras en la distribución, aplicación y entrega de los medicamentos. Hubo concejales de San Andrés de Giles que recibieron dosis fuera de la regla. Hubo denuncias de militantes oficialistas de Chivilcoy que pasaron delante de todos los esenciales. Hubo un funcionario de Berisso que publicó una foto con la jeringa en el hombro cuando no le correspondía. Y también ediles de Navarro (al norte bonaerense) que habrían resultado privilegiados por su pertenencia política en el reparto medicinal.

Ocurrió antes de que estallara el escándalo por los vacunados VIP, que se aplicaron el pinchazo en un piso del ministerio de Salud de la Nación. El caso derivó en la renuncia del ministro Ginés González García y su relevo por la hasta el viernes número dos de esa repartición, Carla Vizzotti.

Por ahora, el dispositivo que estableció el gobierno sigue otorgando turnos en función de las instrucciones que aporta el algoritmo “secreto”. Pero persisten las dudas.

Hace tres días, diputados provinciales de Juntos por el Cambio presentaron en la Legislatura un pedido de informe para que el gobierno de Kicillof detalle cuál es el plan de vacunación. También interroga si “hay vacunados VIP”, después de que Estela de Carlotto, presidente de Abuelas de Plaza de Mayo, reconoció que fue llamada por Salud de Provincia para aplicarse la Sputnik V “antes de que esta esté disponible para su grupo de edad”, según expresa en el requerimiento.

"Vamos a exigir explicaciones sobre el desmanejo y malversación de los recursos del Estado en la campaña de vacunación por COVID-19. Vacunación VIP, corrupción, desinformación, contradicciones. El gobierno maneja las pocas dosis de vacunas contra el COVID-19 que han ingresado al país como si se tratara de bienes personales”, dijo el diputado Alex Campbell, uno de los autores.

Sobre las presuntas irregularidades conocidas en las últimas semanas, el legislador reclamó: “Necesitamos que el ministro Daniel Gollán aclare si se dieron vacunas a amigos, políticos o personas que no estaban dentro de esta etapa de vacunación".

El proyecto busca además conocer el plan de acción para la vacunación, identificación de la población objetivo, estrategia y cronograma de vacunación, logística de distribución, hospitales y establecimientos afectados a la campaña, entre otros puntos.

También se requiere información sobre las irregularidades en cuanto a vacunados que no eran parte de la población objetivo, cantidad de vacunas recibidas en cada municipio, dosis asignadas y aplicadas, razones que hayan justificado las diferencias que se han denunciado en la distribución.

Comentarios