23 de febrero de 2019
CUADERNOS K DE LAS COIMAS

Claudio Bonadio citó a Cristina Kirchner y a 100 empresarios por los cuadernos de las coimas

Será la tercera vez que el juez la convoca a declarar en la causa de los sobornos vinculados a la obra pública.
Será la tercera vez que el juez la convoca a declarar en la causa de los sobornos vinculados a la obra pública.
El juez federal Claudio Bonadio citó a indagatoria a la expresidenta Cristina Kirchner y a 100 empresarios en la causa de los cuadernos de las coimas. Es la tercera vez que el magistrado llama a declarar en la causa a la senadora de Unidad Ciudadana, que tiene procesamiento confirmado con prisión preventiva como jefa de una asociación ilícita.

Entre los empresarios citados se encuentran el primo del presidente Mauricio Macri y extitular de IECSA Angelo Calcaterra y el expresidente de la Cámara Argentina de la Construcción Carlos Wagner, entre otros.

El llamado es por nuevos hechos de corrupción, en la causa que se investiga el pago de sobornos millonarios de parte de empresarios de la obra pública, viales y de la energía a funcionarios kirchneristas para asegurarse contratos del Estado, en el caso que se originó por las anotaciones de los cuadernos del chofer Oscar Centeno.

Previo a este nuevo llamado a indagatorias Bonadio dispuso a mediados de enero operativos en más de 70 empresas mencionadas en la causa para acceder a información vinculada como la composición societaria de las compañías señaladas en el tramo de la investigación vinculado con las concesiones de obra pública.

Para el juez, la exmandataria encabezó una "comunidad engendrada con un único propósito: la recaudación de fondos de manera ilegal" en la que intervinieron funcionarios que "operaban como engranajes de un mecanismo atravesados por esa finalidad recaudatoria".

La senadora de Unidad Ciudadana tiene procesamiento con prisión preventiva confirmado por la Sala I de la Cámara Federal porteña, como jefa de una asociación ilícita y 27 hechos de cohecho. Aunque permanece en libertad por los fueros parlamentarios como legisladora.

La investigación se originó a partir de las anotaciones de Centeno, exchofer de Roberto Baratta, que consignó con detalles cómo empresarios del sector energético y de la obra pública pagaban coimas a exfuncionarios K o a allegados del expresidente Néstor Kirchner para asegurarse contratos del Estado.

En la investigación están procesados con prisión preventiva, además de la expresidenta, el exministro de Planificación Julio De Vido, su entonces segundo Baratta y los exfuncionarios Nelson Lazarte y José López, entre otros. También están procesados empresarios a los que la Cámara Federal porteña les confirmó la acusación por cohecho activo pero los excluyó del delito de asociación ilícita. Entre ellos Calcaterra, Aldo Roggio, Gabriel Romero y Luis Betnaza.

Comentarios