23 de febrero de 2019
AVELLANEDA

$96 millones en fuga

La provincia se comprometió a girar un adelanto para el entubamiento del Arroyo Sarandí. Sin embargo, el intendente Jorge Ferraresi todavía no avanzó en la obra.
La provincia se comprometió a girar un adelanto para el entubamiento del Arroyo Sarandí. Sin embargo, el intendente Jorge Ferraresi todavía no avanzó en la obra.
Los cines Village, el hipermercado Wal Mart y la cancha de Arsenal. El marco habitual de un fin de semana. Sin embargo, a 150 metros del mundo del consumo, sucede una realidad opuesta: cientos de familias viven a la vera de promesas incumplidas.

Pese a que en diciembre de 2017 el Concejo Deliberante de Avellaneda aprobó por unanimidad el giro de 96 millones de pesos de parte de la provincia con el fin de entubar el tramo final del Arroyo Sarandí, hoy el panorama sigue siendo el mismo que años atrás: desidia política y contaminación.

¿Pero qué pasó con la plata destinada a completar la obra? El convenio firmado habla de un 20% de anticipo “a cuyos efectos el Municipio deberá, con carácter previo, adjuntar acta de preadjudicación al contratista correspondiente”. Sin embargo, pese a que en la provincia figura que la obra todavía está en estado de licitación, la intendencia aún no avanzó.

No es la primera vez que Jorge Ferraresi pone trabas burocráticas. Siempre atento a pegarle a la provincia, a quien acusa de discriminar por color político a la hora del reparto de la obra, la decisión del intendente parece jugar en contra de sus propios vecinos. Una de las excusas esgrimidas en 2018 fue que la plata era insuficiente, producto de los diferentes aumentos suscitados en el país. Sin embargo, la obra está parada. O mejor dicho, sin empezar.

Para entender un poco más sobre el impacto que tendría la ejecución de la tarea, el concejal de Cambiemos, Maxi Galluci, explica que “si se hace el entubamiento, inmediatamente se mejora la calidad de vida de las personas que vive sobre el Arroyo Sarandí”. “Pero desde la intendencia no se hace nada; además de los desperdicios de industrias y empresas clandestinas, también están los desechos de la propia gente”, afirma. No es para menos: los niveles de contaminación del Arroyo Sarandí son como los del Riachuelo.

El Sarandí es un arroyo de más de 20 km. de longitud que cruza gran parte de la zona sur del Gran Buenos Aires, desde Longchamps hasta su desembocadura en el Río de la Plata. La obra fue planeada en 1998 y pese a que hasta ahora un 80% del total fue entubado, todavía queda un trecho por terminar.

Su realización traería aparejado la urbanización de una zona que hasta el momento parece olvidada. La futura candidata del Cambiemos, Gladys González, ya propuso soluciones al respecto durante su recorrida de 2015. Habrá que ver si para este año encuentra una solución.

Comentarios