24 de mayo de 2019
PARITARIA DOCENTE

Los gremios docentes rechazaron la oferta de Vidal y no habría clases el 6, 7 y 8 de marzo

La Provincia propuso una suba que equipare la inflación del 2019 más un  5% por 2018.
La Provincia propuso una suba que equipare la inflación del 2019 más un 5% por 2018.
La provincia estiró su oferta salarial a los docentes, en un intento por garantizar el inicio de clases el próximo 6 de marzo. Pero los gremios rechazaron otra vez el esquema de aumentos para 2019 y ahora la reapertura de las aulas en menos de una semana está en riesgo.

La incertidumbre se extiende más allá de los límites bonaerenses porque Ctera podría decidir un paro docente nacional.

En la segunda reunión paritaria con los trabajadores de la educación, el gobierno de María Eugenia Vidal propuso incorporar un nuevo ítem al aumento "por inflación" que presentó hace 15 días: agregó una suba del 5% por encima del indicador que mide el Indec, a liquidar en diciembre de 2019 y que impactará de lleno sobre el básico de maestros y profesores.

Con este esquema, el ministerio de Educación liquidaría una mejora del 2,9% por enero y del 3,6 por febrero. Las actualizaciones hasta marzo serán mensuales y a partir de allí, trimestrales. Además, se incluyó una "garantía salarial" para pagar por lo menos 20.150 pesos por cargo a partir de marzo. "Esto representa, para los más bajos ingresos una mejora de hasta 20% en los primeros tres meses de este año", explicaron los técnicos a Clarín. Es que el mínimo en ese escalafón está fijado hoy en 16.710 pesos.

Según las estimaciones oficiales, 60 mil educadores, sobre un universo de 300 mil, quedarían en ese rango salarial. Se mantiene, como el ciclo pasado, el pago de presentismo, en 6000 pesos anuales por agente que se liquidan cada tres meses.

Con el aporte extra de 5% extra, se intenta "recuperar" la pérdida de poder adquisitivo del año pasado que era uno de los reclamos de las entidades que forman el Frente Gremial (FEB, Suteba, Uda, Udocba, Amet). Los sindicatos pusieron en 15 el porcentual para mejorar.

Esa brecha constituye uno de los motivos del rechazo gremial. Hay otros. "El ofrecimiento del Gobierno no respeta la carrera de los docentes", dijo la presidente de la FEB, Mirta Petrocini. Aclaró que "con la propuesta de recomposición 2018, un maestro de grado con 12 años de antigüedad cobraría casi lo mismo que uno que recién se inicia. Y un Preceptor, cobraría lo mismo hasta los 20 años de antigüedad".

Un fundamento parecido planteó Roberto Baradel, de Suteba. "La mayoría de los docentes se queda sin recuperar poder adquisitivo. Achican mucho la escala salarial. Además, el 5% no cuenta porque es para cobrar recién en 2020", dijo el dirigente kirchnerista.

"Es el mayor esfuerzo que podemos hacer y una mejora que podemos pagar", argumentó ante Clarín el ministro de Trabajo, Marcelo Villegas. El funcionario aseguró que este planteo representa una erogación de 27.500 millones de pesos por año para las arcas bonaerenses. "Es igual a todo el presupuesto en obras públicas que tiene la provincia para invertir en el año", comparó Villegas.

La posibilidad de que comience el ciclo lectivo con conflicto otra vez se mantiene alta. Es porque la Ctera -gremio nacional de docentes estatales- anunciaría este jueves una medida de fuerza a la que podrían "adherir" las entidades de la provincia. Sobre todo Suteba, que es la entidad de base de Ctera. Fuentes gremiales reconocen que podrían convocar a una huelga el 6 y 7 de marzo. Y el viernes 8 se sumarían, con otras organizaciones, al "paro nacional de mujeres".

Así que, el arranque para el nivel inicial y primario -previsto en el calendario para el próximo miércoles- se correría hasta el lunes 11. Eso, si es que aparece algún puente entre el gobierno y los representantes de los educadores. "Nosotros no especulamos. Siempre ponemos todo arriba de la mesa. No regateamos, porque la educación no merece una negociación con regateo", aclaró, el ministro de Economía, Hernán Lacunza.

Y reconoció enseguida que "después, las medidas de fuerza la deciden los gremios". El año pasado, en Buenos Aires hubo 29 huelgas, entre las convocadas por entidades provinciales, las nacionales y las variantes de la CGT. No hubo acuerdo y el gobierno decidió pagar los aumentos propuestos en la paritaria, con resoluciones de Educación.

Después del plenario de Ctera estarán los congresos de sindicatos provinciales, previstos para el viernes. "Apelamos a la responsabilidad dirigencial. Es lo máximo que podemos ofrecer, hoy. Y por ahora no tenemos fecha de próxima convocatoria", reconoció Villegas.

Comentarios