23 de agosto de 2019
FÚTBOL

Gabriel Heinze sobre la posible vuelta de Mauro Zárate a Liniers: "No creo que influya en el grupo"

El DT del Fortín se refirió al cruce con Boca por la Copa de la Superliga.
El DT del Fortín se refirió al cruce con Boca por la Copa de la Superliga.
Luego de un año, Mauro Zárate volverá (¿volverá?) al estadio José Amalfitani. Será en el marco del encuentro entre Vélez y Boca por la ida de los cuartos de final de la Copa de la Superliga.

Las circunstancias serán muy distintas a las de la última vez que jugó allí, claro. En aquella oportunidad, el delantero tenía la "V" azulada en el pecho y era el ídolo indiscutido de los hinchas del conjunto de Liniers, tras haber regresado al club en su peor momento y ser la clave para salvarse del descenso.

Sin embargo, hoy todo es diferente. Su pase a Boca despertó la bronca de los hinchas de Vélez y el ambiente se volvió muy hostil. A tal punto que en el final del partido ante el Fortín y Lanús, se escucharon gritos del público local contra el futbolista del Xeneize. "¡El que no salta es un traidor!", gritaron los hinchas.

La incógnita pasa por saber si el DT de Boca, Gustavo Alfaro, pondrá al delantero en el partido del próximo domingo o si buscará "protegerlo" ante la exposición que generó su salida del equipo de Liniers.

En conferencia de prensa, Gabriel Heinze, habló sobre el posible regreso de Mauro Zárate a Liniers y, tal como es su costumbre, fue escueto y casi que esquivó el tema: "No creo que influya en el grupo", señaló.

De esta manera, el Gringo intentó bajarle el tono a la cuestión. "Por lo que venimos haciendo, todo lo demás sería externo. Los jugadores van a defender la camista de Vélez y vamos a trabajar para sacarlo adelante", agregó.

ZÁRATE Y LAS AMENAZAS. Vale recordar que en las últimas horas, Natalie Weber, la esposa del delantero de Boca, confesó que su familia volvió a recibir amenazas. Lo hizo un día antes de que el propio Mauro Zárate hablara por primera vez sobre su posible regreso a Liniers.

"Fue feo y sigue. Mientras estemos en el país, va a ser así. Obviamente, se calmó un poco, porque las aguas se calman con el tiempo, pero nada, ahora Mauro está a días de jugar contra Vélez y vuelven las amenazas, vuelve todo", indicó en el programa Podemos Hablar.

Además, contó que hasta ese momento nunca se había dado cuenta de lo complicado que era el mundo del fútbol: "Fue fuerte. Yo no tenía idea de la violencia en el fútbol hasta ese momento, porque Mauro en Vélez había sido muy querido… Y ahí tomé conciencia de lo que era", expresó.

Comentarios