17 de septiembre de 2019
ELECCIONES 2019

El Gobierno cierra el capítulo colectoras y no quiere que María Eugenia Vidal vaya en la boleta de Juan Manuel Urtubey

Caída la negociación con Massa, la Rosada se opone a que el salteño lleve a la gobernadora porque le quitaría votos a Macri.
Caída la negociación con Massa, la Rosada se opone a que el salteño lleve a la gobernadora porque le quitaría votos a Macri.
A horas del cierre de alianzas, el Gobierno parece haber cerrado el capítulo colectoras. Caída la negociación con el tigrense Sergio Massa, Mauricio Macri se opone a que la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal alcance un acuerdo para el salteño Juan Manuel Urtubey lleve su boleta en su precandidatura a presidente por Alternativa Federal.

Acorralada por la falta de tiempo, luego de que se cayeran los puentes de diálogo con Massa, Vidal buscó un entendimiento con Urtubey para poder captar votos. Sin embargo, el razonamiento que hacen cerca del Presidente y del jefe de Gabinete, Marcos Peña, es claro: a diferencia de lo que, creen, hubiera ocurrido con Massa, el salteño le quita más votos a Macri que la fórmula K Alberto Fernández-Cristina Kirchner.

El concepto también incluye al ex ministro de Economía Roberto Lavagna, único precandidato de "Consenso 19".

Sin margen para que a Macri se le escurran votos, en el Gobierno priorizan la contienda a nivel nacional. "No podemos quedar muy abajo en las PASO, sería peligroso", apuntan.

Pero, al igual que la negativa al desdoblamiento de la elección en la provincia, la estrategia conspira contra las posibilidades de Vidal. Tanto Urtubey como Lavagna eran figuras que desde la gobernación miraban con expectativa para negociar. Aunque con ninguno de los dos candidatos hubo una negociación formal. Incluso, cerca del salteño aseguran que “nunca pidió llevar su boleta”.

"A nosotros nos servían los votos de todos", se lamentan cerca de la mandataria. Con el arrastre "positivo" que le otorga Cristina Kirchner a la candidatura de Axel Kicillof y la carga "negativa" que recibe Vidal de Macri, las encuestas la muestran hoy perdiendo por -en promedio- entre 4 y 6 puntos.

Así, nuevamente vuelve a advertirse tensión entre Nación y Provincia. La apertura a una negociación con Massa había aportado calma al vínculo cada vez más tirante entre Peña y Vidal. Pero el enojo de la gobernadora con el jefe de Gabinete persiste: como publicó Clarín días atrás, lo acusa a su entorno de haber filtrado que podía ser candidata a vicepresidenta, como estrategia de sepultar cualquier posibilidad de que se reflotara el "plan V".

"Si la idea es ayudar a María Eugenia a ganar, entonces las colectoras se podrían hacer con cualquiera. Pero ellos creen que Massa no le saca votos a Mauricio. Y Urtubey, sí", planteó, ya resignado, un alto funcionario bonaerense, de extrema confianza de Vidal, a este diario.

Aunque nadie se anima a descartar ningún escenario ("Hasta último momento, tenemos el decreto a mano", reconoció un funcionario), la Casa Rosada este martes a la mañana daba por caído el tema colectoras. La expectativa está puesta en lo que pase entre Massa y los K: hay quienes consideran que si se trunca el acuerdo habrá margen para intentar un cierre de último momento, pese a los dichos públicos del tigrense contra Macri.

Comentarios