19 de octubre de 2019
AVELLANEDA

Denuncian a Ferraresi por un fraude al municipio de al menos $96 millones

La ONG Contadores Forenses acusa a Jorge Ferraresi por el desvío de fondos destinados al “sistema alimentario escolar”, que maneja su esposa.
La ONG Contadores Forenses acusa a Jorge Ferraresi por el desvío de fondos destinados al “sistema alimentario escolar”, que maneja su esposa.
El intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, fue denunciado por un supuesto fraude millonario con fondos del Sistema Alimentario Escolar, que maneja su esposa Magdalena Sierra.

La ONG Contadores Forenses enumeró distintas maniobras a través de las cuáles se habría perjudicado al municipio en menos 96 millones de pesos.

"A partir de datos aportados por el distrito escolar de la zona, tomamos conocimiento de diversos fraudes que se cometen en el sistema alimentario escolar (SAE), con el que las escuelas y jardines reciben desayunos y almuerzos para sus alumnos", explica Alfredo Popritkin, el titular de Contadores Forenses, una entidad integrada por ex peritos de la Corte Suprema de Justicia de Nación y profesores de las facultades en ciencias económicas.

"El SAE está financiado con dineros públicos, ya sean de la provincia de Buenos Aires que los transfiere al municipio, o de la propia comuna. Avellaneda realizó una licitación por 214,8 millones de pesos, para seleccionar a siete proveedores independientes que debían abastecer a las entidades educativas", continúa Popritkin, cuya denuncia estimó el monto del fraude en al menos 96 millones de pesos "calculado prudencialmente".

"Buena parte de esos 214 millones de pesos fueron desviados para terminar incorporándose al patrimonio de los esposos Ferraresi, u ocultos a través de testaferros o sociedades, cuestión que la justicia deberá dilucidar", considera el contador. Por eso, la denuncia que ya está en manos del titular de la UFI 4, Guillermo Castro, y de la jueza Brenda Madrid, también es por enriquecimiento ilícito.

En su investigación, Contadores Forenses detectó varias supuestas irregularidades en el manejo de los fondos del SAE en Avellaneda. Según la denuncia, miles de raciones de comida fueron cobradas pero no entregadas en las escuelas; existen remitos en blanco para agregar mercadería nunca entregada, pero firmados como si la mercadería hubiese sido recibida por la entidad educativa; se detectó una duplicación de facturas de mercadería cobradas dos veces pero entregada una sola vez; y hay faltantes en los kilajes de los ingredientes necesarios y obligatorios conforme a pliego a ser utilizados para la preparación de los almuerzos.

Y lo más grave: supuestamente, al menos una de las siete zonas en la que se dividió el municipio "no posee un proveedor real", y los pagos correspondientes a ella "serían íntegramente apócrifos".

Las sospechas que deberá dilucidar la justicia exceden los supuestos enjuagues contables. Según Contadores Forenses, se sustituyeron insumos nutritivos necesarios para los almuerzos -según establece el pliego de licitación- por elementos que corresponden a desayunos, hubo entregas de pan con un día de atraso, y también llegaron tarde ingredientes para la preparación de la comida del día, lo que impidió llegar a cocinar para el almuerzo.

Estos supuestos desvíos habrían sido posibles por la falta o la debilidad de los controles, que dependen de la esposa de Ferraresi, la arquitecta Magdalena Sierra. Aunque es diputada nacional, Sierra es presidente ad-honorem del Observatorio Social de Políticas Públicas de la Municipalidad de Avellaneda, con fuerte influencia sobre la subsecretaría de Desarrollo Social,  la de Niñez, Adolescencia y Familia,  y el Plan Más vida.

"Como hizo Julio De Vido cuando era ministro de Planificación, el intendente Ferraresi designó a su esposa Magdalena Sierra para que lo controle en el manejo de fondos alimentarios. De esa forma se asegura impunidad y que puede hacer un uso discrecional de los recursos", dice Popritkin a Clarín.

"Dado el enorme poder y manejo discrecional de fondos que tiene el intendente, es imperioso que la justicia realice una profunda investigación y disponga las medidas necesarias para detener las irregularidades que se cometen en el sistema de desvío de fondos del SAE."

Desde el entorno de Ferraresi, dijeron a este diario que "aún no fuimos notificados de ninguna denuncia", pese a que la acusación ingresó a los tribunales el 17 de julio. "La acusación es muy tirada de los pelos. Nosotros tenemos todo en orden, pero por supuesto vamos a esperar a lo que nos pida la justicia para demostrarlo".

Comentarios