18 de septiembre de 2019
JUSTICIA

Dan licencias y traslados a las empleadas judiciales bonaerenses que sufran violencia de género

Corte de Justicia bonaerense.
Corte de Justicia bonaerense.
Las mujeres víctimas de violencia de género que trabajan en el Poder Judicial provincial podrán disponer de una licencia de hasta 30 días y pedir traslados por razones de seguridad para preservar su seguridad y la de su familia. Ese derecho será extensivo a toda persona que sufra violencia a causa de su género.

Así lo dispuso la Suprema Corte de la provincia de Buenos Aires en el Acuerdo 3949, que impulsó implicaciones positivas para que las víctimas de este flagelo recuperen sus proyectos laborales y combatan la victimización secundaria que se produce cuando son discriminadas en sus empleos.

 

La resolución incorpora la violencia de género al estatuto del agente judicial. Dispone licencias de 30 días corridos o alternados con la sola presentación de un certificado emitido por alguno de los organismos judiciales o administrativos competentes dentro de los cinco días hábiles posteriores.

 

Serán justificadas las inasistencias previas a la toma de conocimiento del hecho que sean consecuencia, precisamente, de las conductas violentas padecidas por la víctima.

 

"Fundado en criterios de no discriminación y de igualdad, el Acuerdo 3949 promueve impulsar implicaciones positivas para que la víctima recupere su proyecto de vida laboral, y de este modo, se combata la victimización secundaria que se produce cuando una víctima de violencia de género puede ser discriminada en su relación de empleo. A ello se agrega el objetivo de eliminar los efectos negativos de la violencia de género en el ámbito del trabajo, tal como ocurre al encuadrar tales situaciones en licencias concedidas para otros fines (por caso enfermedad), invisibilizando la real dimensión de este flagelo".

 

La resolución incorpora la licencia por "Violencia de Género" al articulado del Estatuto del Agente Judicial, con el siguiente alcance:

 

"Por violencia de género: quien se encuentre en cualquiera de las situaciones de violencia previstas en la Ley Nº 26.485 tendrá derecho a gozar de una licencia con percepción de haberes de hasta treinta (30) días, en forma continua o alternada, por año calendario, que podrá prorrogarse por hasta igual término cuando la gravedad del caso así lo amerite. La licencia entrará en vigencia a partir de la fecha en que se solicite, debiéndose presentar una certificación emitida por alguno de los organismos judiciales o administrativos con competencia en la materia, o cualquier otro elemento probatorio que permita acreditar la situación planteada dentro de los cinco (5) días hábiles posteriores. Serán justificadas las inasistencias previas a la toma de conocimiento que tengan su causa en el acto y/o conducta violenta sufrida por parte de la víctima. Este derecho será extensivo a toda persona que sufra violencia a causa de su identidad de género, en los términos previstos en el artículo 2° de la Ley Nº 26.743".

 

Asimismo se contempla que las personas afectadas puedan solicitar su traslado por razones de seguridad, a fin de preservar su integridad personal o familiar.

Comentarios