07 de diciembre de 2019
POLÉMICA

Una desafortunada frase de Mónica Farro sobre la adopción provocó ira en las redes

La vedette explicó por qué “no adoptaría nunca” a un hijo y generó una fuerte ola de críticas.
La vedette explicó por qué “no adoptaría nunca” a un hijo y generó una fuerte ola de críticas.
En agosto de 2018, Mónica Farro (43) fue noticia cuando se ligó las trompas de falopio. Y aunque en un primer momento se mostró muy segura de su decisión, parece que superar aquel episodio no le fue tan sencillo.

"Yo me sentí muy mal después, sentí que dejé de ser mujer", reveló la vedette en El run run del espectáculo, el ciclo que conducen Lio Pecoraro y Fernando Piaggio por Crónica.

Y agregó, sincera: "Cuando vos no tenés problemas para tener hijos, por ahí no querés. Pero cuando no podés, decís 'ay, ahora quiero'. Entonces me agarró un bajón interesante".

Farro, además, explicó que hoy las trompas "no se ligan sino que se cortan" y por eso el proceso "es irreversible". En ese sentido, destacó que su novio le "había propuesto hacerse una vasectomía". "Me pareció una locura porque es un chico muy joven. Lo pensamos y conversamos, pero no", añadió.

Allí, entonces, fue cuando le preguntaron si junto a su pareja no habían analizado la opción de adoptar un hijo. "No, yo no adoptaría nunca", respondió tajante la vedette. "¿Por qué?", le consultaron. Y, fiel a su estilo, lanzó una polémica frase: "Porque si no es mi sangre no me interesa. Puede sonar feo o no, pero es mi decisión".

De inmediato, su declaración generó una catarata de críticas en las redes. "Si antes la miraba y escuchaba un poco, ahora esta mujer se torna para mí despreciable. Mónica Farro siempre derrapando", escribió una usuaria de Twitter.

Otra calificó a su comentario de "desagradable" y le aconsejó cuidar sus palabras porque "uno nunca sabe qué le deparará el destino". Y una tercera arremetió: "Yo tengo dos hijos del corazón y duele que una mujer hable de ese modos. No sabe lo que se pierde".

Claro que también hubo gente que la apoyó. "Es su opinión y es respetable. A mí me encantaría adoptar y a mi marido no, son diferentes maneras de pensar", fue uno de los comentarios a favor de Farro.

En otro, un usuario analizó que "el problema (de Mónica) es la falta de tacto para hablar". Y cerró: "Puede decir lo mismo, que es respetable, pero de otra manera".

Comentarios