07 de diciembre de 2019
FLORENCIO VARELA

Batalla en el hospital que terminó con una policía detenida y los agresores libres

La batalla campal entre dos bandas se registró en la guardia del Hospital Mi Pueblo.
La batalla campal entre dos bandas se registró en la guardia del Hospital Mi Pueblo.
En la tarde del sábado, un violento episodio ocurrió en el Hospital Mi Pueblo de Florencio Varela, reportado a la Comisaría 1ª de la jurisdicción por personal de la Policía Local que vigilaba el lugar.

Tres hombres -dos de ellos hermanos entre sí- supuestamente se trenzaron a golpes en la guardia. Así, la Policía Bonaerense intervino con un grupo de diez hombres y mujeres.

Uno de los hombres de la pelea, de acuerdo a información del caso, mordió y escupió a dos efectivos mujeres. Luego, otro detenido habría intentado apropiarse del arma de otro policía en el lugar. La UFI Nº5 de la zona con el fiscal Hernán Bustos Rivas intervino en el caso y dispuso que queden aprehendidos bajo la calificación de resistencia a la autoridad y lesiones.

Ese fue el relato al comienzo, basado en el sumario que entregaron los policías que intervinieron. Sin embargo, luego la historia cambió. En la madrugada del domingo, comenzó a circular a través de Facebook un video de la situación tomado por un celular. En los primeros minutos del video se ve cómo uno de los detenidos recibe un fuerte culatazo en la cabeza de parte de una efectivo.

La efectivo fue identificada: resultó ser una sargento del Comando de Patrullas de Florencio Varela, con un golpe propinado por su arma reglamentaria marca Mossberg. Luego, se ve en el video viralizado cómo se dirige a una camioneta policial para dejar el arma y luego regresar. “¡Esta es la que le rompió la cabeza!", grita una mujer mientras la señala. "¡Se cree milica!", continuó la mujer.

Ante la difusión, la UFI Nº5 pidió el video viralizado y una entrevista con los efectivos que intervinieron, así como un testigo. Así, el fiscal dispuso que la sargento del Comando de Patrullas sea aprehendida por el delito de apremios ilegales y le retiraron su pistola reglamentaria junto a su credencial policial. La Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio abrió un sumario y la desafectó de sus tareas.

En consecuencia de esta determinación de la Justicia, la historia dio un giro inesperado y terminó con un final insólito. Los hombres de la pelea, tras pasar la noche en la Comisaría 1ª de Varela fueron liberados tras once horas de detención y luego declararon en la UFI del caso. La sargento sigue en una celda. La sargento sigue a disposición del juzgado de Garantías del caso, que debe resolver su situación.

Gonzalo Hernández, director del Hospital Mi Pueblo, detalló que el incidente comenzó en las inmediaciones del nosocomio tras violenta una pelea que terminó con heridos. Una vez en la guardia, el mismo grupo de personas continuaron con las agresiones, debiendo intervenir los médicos y los efectivos de la Policía que llegaron hasta el lugar alertados por los mismos profesionales.  

"Esta es una situación que suele repetirse. Dos bandas fuera del Hospital tienen un enfrentamiento y cuando vinieron para ser atendidos por los lesiones, volvieron a enfrentarse en la guardia", señaló Hernández, quien agregó: "Hubo violencia entre ellos, contra los profesionales y contra las enfermeras. Hubo pacientes internados que sufrieron picos de nervios por la situación que se vivió".  

Comentarios