09 de abril de 2020
ECONOMÍA

El peronismo bonaerense une fuerzas para reclamar $100.000 millones del Fondo del Conurbano

Con el apoyo de los diputados del Frente de Todos, Axel Kicillof busca recuperar fondos o devolver el costo de subsidios a la Nación.
Con el apoyo de los diputados del Frente de Todos, Axel Kicillof busca recuperar fondos o devolver el costo de subsidios a la Nación.
El reclamo por la actualización del Fondo del Conurbano -por unos 100.000 millones de pesos- y la restitución del costo de los subsidios de energía, transporte y agua desde la Provincia a la Nación fueron los ejes centrales de la reunión entre el gobernador Axel Kicillof y los diputados nacionales del bloque del Frente de Todos que comanda Máximo Kirchner, este miércoles a la noche.

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, fue muy contundente al avalar el reclamo: "Hay una situación clara: la provincia está desfinanciada. Tiene un problema muy serio de ingresos y deuda. Lo más importante es que podamos resolver transporte, energía y agua y Fondo del Conurbano", dijo a LA NACION.

"Tenemos que resolverlo en un esquema coordinado con el resto de las provincias", dijo Massa. "Los diputados de esta provincia tenemos que ayudar en la discusión a la Provincia de Buenos Aires", afirmó al ingresar al encuentro.

El titular de la Cámara baja insistió en que la deuda del Fondo del Conurbano "es impagable" en términos históricos, ya que representa "unos 600 millones de dólares".

En los cálculos más optimistas la pelea por la actualización es por unos 100.000 millones de pesos. "Los atrasos de Vidal representan unos 100.000 millones de pesos. Obviamente hay que encontrar un mix para resolver el Fondo del Conurbano y los subsidios: es uno o lo otro", admitió Massa.

"Es un tema importante", agreó y aseguró que ya lo habló con el ministro de Economía de Nación, Martín Guzmán, y con el gobernador Kicillof.

"Me parece que es fundamental que todos los diputados nacionales por la provincia, que son 70, sean del color que sean entiendan que la provincia tiene una situación de atraso injusta y que hay que resolver", dijo al brindar un muy fuerte aval a este reclamo.

En la reunión se abordó no solo la propuesta de provincia de volver a transferir a la Nación los subsidios de transporte y energía eléctrica que fueron traspasados durante la gestión de Mauricio Macri a María Eugenia Vidal. También se pretende trasladar las deudas impagas que tiene la provincia con algunas de las prestatarias de los servicios.

Se trata de compromisos por unos 60 mil millones de pesos. Una carga que en este momento la provincia no puede afrontar, según se dejó saber en los despachos gubernamentales. Además, la provincia tiene una deuda impaga con AySA por unos $16.000 millones.

La propuesta del gobernador debe tener el aval de los diputados bonaerenses a la hora de debatir el Presupuesto 2020 en el Congreso de la Nación. Massa admitió que se negocia una solución conjunta con las otras provincias.

KICILLOF ESTUVO CON FERNÁNDEZ. El encuentro entre los dos máximos referentes bonaerenses del espacio kirchnerista tuvo lugar pocas horas después de que Kicillof visitara al presidente Alberto Fernández en la Casa Rosada. Allí se habló de política económica, admitieron cerca del gobernador.

Además, Kicillof estuvo presente por la mañana en el acto de Ezeiza donde Fernández dijo sentirse respaldado por Cristina Kirchner.

La intención detrás de la reunión entre Kicillof y el bloque comandado por Máximo Kirchner es unificar criterios en lo que respecta a la agenda legislativa. En marzo se espera el debate por el presupuesto 2020, tanto en Nación como en la provincia.

El cálculo de ingresos y egresos de esta provincia está íntimamente ligado al de la Nación. Depende no solo de la estimación de la inflación y el crecimiento del Producto Bruto Interno, sino también de las transferencias provenientes del Tesoro nacional.

En marzo comenzará también la negociación nacional por el reperfilamiento de la deuda. Kicillof espera para avanzar con la negociación de sus acreedores a que el gobierno nacional disponga los términos de la deuda soberana. En particular, lo que respecta a plazos y quita.

La renegociación de la deuda externa del país y de la provincia debe ser convalidada por el Congreso y por la Legislativa bonaerense, respectivamente, más allá del acuerdo al que se pueda alcanzar con los acreedores externos. El tema estuvo en la agenda entre Kicillof y el bloque de diputados liderado por Máximo Kirchner. Participaron de la reunión María Crisitina Álvarez Rodríguez, Mónica Macha, Florencia Lampreabe y Florencia Aparicio, entre otros.

Comentarios