13 de mayo de 2021
CRÍTICAS A LA DECISIÓN DEL PRESIDENTE

Más de 130 organizaciones de la campaña “A las aulas” piden que se revise la decisión de suspender las clases presenciales en el AMBA

Sostienen que es bajo el porcentaje de directivos, docentes y auxiliares que se contagiaron coronavirus.
Sostienen que es bajo el porcentaje de directivos, docentes y auxiliares que se contagiaron coronavirus.
Tras el anuncio del presidente Alberto Fernández, más de 130 organizaciones que componen la campaña “A las aulas” reclamaron que se revise la decisión de cerrar las escuelas en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). En un comunicado, sostuvieron que es bajo el porcentaje de contagios de coronavirus en las instituciones y alertaron por el aumento de las desigualdades y el abandono escolar.

Según datos oficiales relevados por el Ministerio de Educación en la plataforma Cuidar Escuelas, solo el 1,03% de directivos, docentes y auxiliares se contagiaron coronavirus desde que se retomó la asistencia presencial en los colegios. Entre los estudiantes que asisten a clases, el porcentaje de casos positivos es de 0,16%, indicaron.

Ignacio Ibarzábal, director de Argentinos por la Educación, una de las organizaciones que impulsa la campaña, señaló que hay “evidencia contundente sobre los costos que tiene la falta de presencialidad para los estudiantes”.

Dijo que se está ante una “emergencia educativa” donde los más afectados son los chicos de contextos más vulnerables y enfatizó: “Aunque comprendemos que la situación es delicada, nos parece fundamental agotar todas las posibilidades antes de disponer el cierre de una escuela”.

La campaña remarcó la importancia de mantener las clases en las aulas, siempre que no se demuestre, de acuerdo a criterios objetivos, la necesidad de cerrar. En ese sentido, manifestó su preocupación ya que diversos estudios de UNESCO, UNICEF, el Banco Mundial y el BID, entre otros, demostraron que la suspensión de clases presenciales “tiene como consecuencia el incremento de las desigualdades, la pérdida de aprendizajes, el deterioro de la salud física y emocional de los estudiantes y menores posibilidades futuras de empleo”.

En el escrito, “A las aulas” citó un estudio realizado por el Banco Mundial en América Latina y el Caribe que indicó: “La pobreza de aprendizaje al final de la educación primaria podría aumentar en más del 20%. Más de dos de cada tres estudiantes de educación secundaria podrían caer por debajo de los niveles mínimos de rendimiento esperados y las pérdidas de aprendizaje serán sustancialmente mayores para los estudiantes más desfavorecidos”.

Además, expresó “una gran preocupación por el dramático aumento del abandono a causa del cierre de las escuelas”. Aunque no hay datos oficiales, indicó que estimaciones realizadas por Agustín Claus, investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), señalan que más de 1,5 millones de estudiantes se habrían desvinculado del sistema educativo. Esto implica que el abandono se habría triplicado a raíz de la pandemia.

También remarcó la importancia de que se respeten los acuerdos políticos e institucionales que se forjaron con el liderazgo del Ministerio de Educación a cargo de Nicolás Trotta. En febrero, el Consejo Federal de Educación manifestó: “En todas las jurisdicciones del país se priorizará el sostenimiento de clases presenciales en todos los niveles y modalidades de la educación obligatoria”.

Además, sostuvo que eventuales decisiones de cierre debían tomarse en base a evaluaciones de riesgo sanitario medibles, considerándose en la menor escala posible.

Algunas de las organizaciones que participan de “A las Aulas” son la Asociación de Institutos de Enseñanza Privada (ADIDEP), Conciencia, ADIRA, Argentinos por la Educación, Cimientos, el Consejo de Rectores de Universidades Privadas (CRUP), Enseñá por Argentina, Establecimientos Privados Educativos Asociados, Fe y Alegría, Fundación Argentina María Montessori, Fundacion Bemberg, Fundación Convergencia, Fundación Noble, Fundación Werthein, Hablemos de Bullying, IDEA, Junior Achievement, Latina, Red de educadores innovadores y Voy con vos, entre otras.

La campaña nació a fines de 2020 para solicitar la apertura de las escuelas. Las premisas fundamentales son que la presencialidad sea la regla y que exista un plan que se adapte a la situación particular de cada jurisdicción del país.

CÁRITAS ADVIERTE SOBRE EL SEVERO DETERIORO DE LA EDUCACIÓN POR LA CUARENTENA. En un comunicado difundido este jueves, Cáritas Argentina alertó que la pandemia “dejó en evidencia la gigantesca brecha que existe en la sociedad”. “Las actuales condiciones de emergencia sanitaria golpearon especialmente la vida cotidiana de los sectores más vulnerables de nuestro país”, sostuvo.

Según un relevamiento realizado por la organización, el 84,1% de las familias tiene problemas para acceder a la conectividad, lo que limita el acceso de los chicos a las tareas escolares virtuales. Además, el 75% tiene dificultades para obtener vestimenta, el 70,5%, para comprar insumos básicos de higiene y bioseguridad y el 52,3%, para adquirir elementos de protección personal, como tapabocas.

 “La cuarentena constituyó una pauta muy exigente y compleja de concretar, que planteó nuevos desafíos educativos en nuestro país, como son establecer un vínculo pedagógico virtual, atendiendo a distintos contextos sociales, manteniendo clases y actividades sin sobrecargar a niñas, niños y adolescentes”, indicó la organización en un comunicado.

En ese sentido, planteó que la educación “es el proceso que hace libres a las personas, sin distinciones” y que quienes acceden a ella “se constituyen en agentes de transformación de su propia realidad”.

La campaña “A las aulas” ya juntó más de 200.000 firmas para pedirles a las autoridades “un 2021 con clases presenciales en todo el país”. “Tengamos un plan para cada lugar, para cada situación y cada momento”, sostuvieron en el petitorio.

Además, tras conocerse la decisión del Gobierno nacional de cerrar las escuelas en el AMBA, empezó a circular un petitorio en la plataforma change.org que reclama que se sostenga la presencialidad. En menos de 24 horas, juntó más de 315.000 firmas. Está en el top 3 de las solicitudes que más apoyo consiguieron en tan poco tiempo.

Comentarios