13 de mayo de 2021
SEGUNDA OLA DE COVID

Un bioquímico denuncia que le usaron la firma en los testeos realizados en Ezeiza

Polémica por el laboratorio que realiza los hispados en Ezeiza.
Polémica por el laboratorio que realiza los hispados en Ezeiza.
Una investigación periodística reveló que los testeos por coronavirus en el aeropuerto de Ezeiza para los turistas que llegan al país están manejados por una empresa sin antecedentes en estudios clínicos.

A eso se sumó que este jueves su exdirector médico denunció que le utilizaron su firma digital -nombre y matrícula- para los estudios. Desde la oposición le pidieron respuestas al Gobierno.

Los diputados nacionales Luis Petri, Alfredo Cornejo y Graciela Ocaña presentaron un pedido de acceso a la información pública y un pedido de informes en la Cámara de Diputados por supuestas irregularidades en la empresa que realiza los hisopados en Ezeiza.

La empresa en cuestión se llama Labpax, una firma que no cuenta con antecedentes en análisis clínicos y cuyas dueñas son dos monotributistas que están inscriptas en la categoría más baja.

Según la investigación del diario La Nación, dicho laboratorio figura a nombre de Paola Perillo Orellana, quien está inscripta en la categoría más baja, con una facturación de $ 18.000 por mes; y de Laura Cáceres, quien puede facturar hasta $ 34.700 cada 30 días.

Hoy, todos los argentinos que llegan a Ezeiza deben realizarse un hisopado rápido que tiene un valor de $ 2.500. Por eso el cálculo es que la empresa que hace unos meses no existía, hoy genera al menos cinco millones de pesos por día.

Al mismo tiempo, en todos los resultados de los hisopados que se les entregan a los viajeros que llegan a Argentina figura la firma de Jorge Chizzolini, bioquímico.

El hombre asegura que le usaron el nombre y la matrícula cuando ya no tenía ninguna relación con la empresa. Chizzolini cuenta que dejó de trabajar el 31 de marzo para el laboratorio, aunque todavía figura su firma digital.

El bioquímico había coordinado el trabajo de la Unidad Móvil de la Asociación Argentina de Técnicos y Auxiliares en Laboratorio de Análisis Clínicos (Aatalac) con el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires.

“Me convocaron por mi conocimiento y experiencia en el uso del kit diagnóstico que habíamos estado implementando con el móvil de Aatalac en la provincia. Tuve un contrato por tres meses, desde enero, para poner en función la amplificación isotérmica en el laboratorio en Ezeiza”, contó a La Nación sobre cómo llegó a Labpax.

“Mientras estuve, puse a punto el uso del Neokit de investigadores del Instituto Milstein, que es una variación de la prueba de PCR. Lo que sucedió más allá de eso y de esos meses, no puedo informar”, agregó.

Sobre el motivo que lo llevó a salir del laboratorio, Chizzolini explicó: "Me desvinculé porque el proyecto no era de mi interés. Muchos años fui docente y estoy capacitando gente en el uso del Neokit y me siento más cómodo que con las tareas en Ezeiza”.

En tanto desde Aeropuertos Argentina 2000, indicaron que se inició una auditoría "ante los cuestionamientos sobre la calidad e idoneidad de los testeos de PCR y antígenos que viene realizando LabPax en Ezeiza". Y agregaron que de ser necesario, se resolverá el cese "de inmediato" del acuerdo con la firma.

Tras el escándalo, diputados de la oposición salieron a pedir explicaciones. "Junto a @luispetri y @gracielaocana, tras la publicación de una nota periodística, realizamos un pedido de acceso a la información pública y de informes a la Cámara de Diputados para conocer en detalle el contrato de la empresa que realiza los testeos en Ezeiza", escribió el ex gobernador mendocino en sus redes sociales.

En tanto Petri cuestionó: "¿Por qué los hisopados no los hace el Ministerio de Salud? ¿Por qué se tercerizaron en una empresa sin antecedentes y que fue creada el 1 de diciembre? ¿Por qué el Estado para algunas cosas monopoliza contrataciones y en otras permite hacer millonarios negocios a privados?".

El pedido concreto es para que Santiago Cafiero, jefe de Gabinete de la Nación, Carla Vizzotti, ministra de Salud, y Gabriel Katopodis, ministro de Obras Públicas, "informen verbalmente y por escrito" sobre diferentes cuestiones que tienen que ver con la contratación de esta empresa: criterios y motivaciones que llevaron a la tercerización de ese servicio, modalidad de contratación, información de la empresa contratada y qué tipo de test se realizan, entre otros detalles.

LA PALABRA DEL LABORATORIO. En un comunicado, la empresa Labpax respaldó su accionar en los testeos y aclaró algunos puntos sobre la irregularidad alertada por el bioquímico Jorge Chizzolini.

"La operatoria de testeos en el aeropuerto internacional de Ezeiza se lleva a cabo mediante los servicios de laboratorio de Sanity Care, que da servicios médicos allí desde el año 2017 y con trayectoria en el ámbito de la salud desde su fundación en 2009", sostuvieron.

Y aclararon: "Este proceso fue dirigido por el director técnico Jorge Chizzolini, quien se desempeñó profesionalmente y de manera idónea, hasta el día 15 de abril", en coincidencia con los dichos del bioquímico.

¿Qué sucedió con su firma? Desde Labpax dicen que luego ingresó otra directora, Beatriz Liverllara, pero que "por una cuestión de actualización del sistema de firma digital, su rúbrica comenzó a ser emitida en los certificados el día 19 de abril".

Si bien admiten una ventana en que la firma de Chizzolini quedó en su sistema, el laboratorio consideró que es un mero registro de los procesos: "Su firma digital no implica validación de cada test en forma individual".

Luego de detallar sus procesos e intervenciones, LabPax sostiene que "con sus colaboradores, dispone de "un innovador sistema móvil", para dar "la prestación" para la que fueron contratados. "Este servicio se desarrolla en total cumplimiento de las especificaciones y normativas exigidas por el Ministerio de Salud de la Nación, medidas de bioseguridad, sanitarias y demás disposiciones legales, así como también las normas de otros países", concluyeron.

El comunicado no hizo referencias a la falta de antecedentes de la empresa, a su creación tan próxima a la creación ni a la categoría de sus fundadoras en el monotributo.

Comentarios