20 de junio de 2021
SEGUNDA OLA DE COVID

El Gobierno confirmó que suspenderá automáticamente las clases presenciales en los distritos en rojo

Vilma Ibarra afirmó que no le da “superpoderes” al Presidente.
Vilma Ibarra afirmó que no le da “superpoderes” al Presidente.
La Secretaria de Legal y Técnica Vilma Ibarra defendió el proyecto para blindar las restricciones enviado al Congreso Nacional. Dijo que no faculta con superpoderes al presidente Alberto Fernández y anticipó: “Si un departamento de más de 300 mil personas queda en alarma epidemiológica se suspende automáticamente la presencialidad de las clases y se pasa a modalidad virtual”.

Lo dijo en TN Central, donde también rechazó las críticas de la oposición: “Acá hay un proyecto de ley muy equilibrado y razonable en el marco de una pandemia que tensiona el sistema de salud”.

Aunque no dio detalles sobre la injerencia del Presidente en los distritos autónomos, la funcionaria nacional explicó que la iniciativa funcionaría como ley marco: “Proponemos parámetros objetivos: número de contagios, velocidad de crecimiento de contagios y situación de camas de terapia intensiva. Se dividen los lugares en bajo, mediano y alto riesgo epidemiológico y se establece un estado de alarma donde se ve afectado el sistema de salud”.

“Algo que es novedoso en la ley: las medidas que se adopten deben chequearse en 20 días para ver si mejoraron las curvas epidemiológicas y recién allí puede intervenir el Gobierno”, aseguró.

Según Ibarra, “el proyecto no pide más poderes, casi diría que es al revés”. Fue la respuesta de la Secretaria de Legal y técnica al rechazo del principal bloque opositor en el Congreso -Juntos por el Cambio- que ya adelantó que no acompañará la ley.

Con la normativa, el Ejecutivo busca -en palabras de la funcionaria- preservar la salud y la vida de la gente. “No queremos estar de brazos cruzados”, expresó en diálogo con TN.

“Tenemos una política pública que es vacunar. Hay más de 12 millones de dosis en la Argentina, pero se viene el invierno y hay lugares del país donde hay una tensión en el sistema de salud. No solo eso, sino que cuando los contagios son muy altos, sube la cantidad de muertes. No podemos normalizar los muertos de la pandemia”, dijo.

El Gobierno envió al Congreso el proyecto para establecer por ley los criterios epidemiológicos por los cuales deberán regirse las medidas y restricciones ante la pandemia de coronavirus en las destinas jurisdicciones -Bajo, Medio, Alto riesgo o Alarma-. Juntos por el Cambio resiste la iniciativa al considerar que amplía las atribuciones de la Casa Rosada.

La ley que ingresó en el Senado no distingue entre zonas geográficas sino que establece “parámetros epidemiológicos y sanitarios” conforme los cuales las provincias, la Ciudad de Buenos Aires y el Gobierno nacional, según las competencias de cada uno, adoptarán medidas para evitar la propagación del coronavirus.

El proyecto establece que los gobernadores continuarán ejerciendo “las facultades concurrentes de control y fiscalización” de las medidas de prevención pero establece medidas “gatillos” que aplican de forma automática cuando se llegue a alcanzar una fase más complicada de la situación epidemiológica que se tenía hasta ese momento -más restricciones debido una suba de casos y ocupación de camas de terapia intensiva- o bien cuando se baje a una fase más favorable -suspensión de algunas restricciones por disminución de casos y de ocupación de camas-.

Respecto de las clases presenciales, el proyecto indica que su suspensión “se dispone únicamente para los lugares de Alarma epidemiológica” y prevé que, previa consulta con las provincias, el Poder Ejecutivo “podrá morigerar o dejar sin efecto esa restricción”.

En los lugares de Medio riesgo sanitario, “serán las autoridades locales las que dispondrán de restricciones temporales y focalizadas”, mientras que en los lugares del Alto riesgo y de Alarma, de observarse un empeoramiento de la situación, “se faculta al Poder Ejecutivo Nacional a disponerlas de formas razonable y proporcionada, previa consulta con los gobernadores”.

La oposición, contra los “Superpoderes”

La oposición advirtió que el clima en el que se da el envío del proyecto -que es una intensa disputa entre el Gobierno Nacional y el de la Ciudad de Buenos Aires para fijar restricciones a la circulación- no es el adecuado para esta discusión.

“Si vamos a discutir una ley marco para resolver el pase de factura del Gobierno nacional a la Ciudad, estaremos en contra”, afirmó el jefe de los senadores de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff.

“Si el proyecto dice que cuando en determinada provincia hay determinado nivel de contagios es el Gobierno Nacional el que determina si hay clases o no hay clases, por supuesto que vamos a estar en contra”, sostuvo el diputado Pablo Tonelli.

El oficialismo espera que tras su rápido tratamiento en comisiones, la iniciativa iría al recinto de la Cámara Alta la semana próxima, donde el Frente de Todos tiene mayoría y la discusión no tendría grandes dificultades.

“Debatiremos el proyecto que enviará el Presidente, pero bajo ningún punto de vista vamos a conceder facultades extraordinarias para disponer de la libertad de los argentinos o avasallar las autonomías de las provincias o la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, advirtió el radical Mario Negri.

En diálogo con TN Central, el diputado nacional de Juntos por el Cambio Luis Juez, afirmó: “Esta situación no le da al Gobierno el derecho para hacer cualquier cosa”. Y se preguntó: “¿Para qué querés poder? ¿Para cerrar las escuelas?”.

Comentarios