17 de septiembre de 2021
CON ESTRICTO PROTOCOLO

Vuelven las visitas a los geriátricos bonaerenses

Permiten 2 visitantes por residente con un cronograma que busca garantizar una visita cada quince días.
Permiten 2 visitantes por residente con un cronograma que busca garantizar una visita cada quince días.
La Provincia de Buenos Aires habilitó las visitas en las residencias de larga estadía; pero bajo un estricto protocolo que deberá ser respetado tanto por el establecimiento como por los visitantes del residente. Estos últimos deberán firmar una declaración jurada de Salud.

Solo estarán habilitadas las visitas en aquellos establecimientos cuyos trabajadores y residentes tengan el esquema completo de vacunación, es decir, las dos dosis y que hayan transcurrido 14 días desde la segunda aplicación.

 

Ninguna persona debe ingresar en caso de que:

 

- Presente o haya presentado en los últimos 10 días síntomas tales como: temperatura mayor o igual a 37,5°C, tos, odinofagia, disnea, malestar general, pérdida del gusto o del olfato, rinitis o congestión nasal, diarrea o vómitos.

 

- Sea contacto estrecho de un caso sospechoso o confirmado de COVID-19 en los últimos 14 días.

 

- Cuente con antecedente de viaje al exterior del país en los últimos 14 días

 

Ingreso de visitantes:

 

No se recomienda el ingreso de personas sin ninguna dosis de vacunación.

 

Se realizará el control de temperatura a todos los visitantes. En caso de registrarse una temperatura de 37,5º o más, no se permitirá el ingreso. El uso de tapaboca-nariz es obligatorio para visitantes y residentes.

 

Se permitirá el ingreso de hasta 2 visitantes por persona, siempre y cuando se garantice el distanciamiento preventivo de 2 metros entre las personas independientemente de que sean convivientes.

 

Se recomendará a los visitantes que se desplacen en medios propios y eviten el uso del transporte público.

 

Cada establecimiento deberá definir los sectores a utilizar para las visitas sociales y calcular la cantidad máxima de personas que pueden ingresar, respetando la distancia mínima de 2 metros, en función de los espacios disponibles en las salas o patios.

 

En base a la capacidad de los espacios y el número de residentes, cada establecimiento definirá un cronograma de visitas. Se programarán las visitas para que todos los residentes que lo deseen, cuenten con al menos una visita por quincena.

 

Las visitas serán planificadas y previamente concertadas a través de un sistema de turnos. Dichos turnos serán programados de tal forma de garantizar la limpieza y desinfección correspondiente de dichos espacios y los elementos que contengan, de acuerdo con los procedimientos de limpieza, entre cada grupo.

 

Los sectores a utilizar para las visitas serán preferentemente al aire libre. En el caso de no poder disponer de espacios al aire libre, deberán permanecer ventilados durante toda la visita.

 

Se deberán establecer circuitos de entrada y salida de los visitantes dentro del establecimiento, para evitar su entrecruzamiento manteniendo el distanciamiento preventivo de 2 metros con el resto de las personas, en todos los desplazamientos

 

En los casos en que los residentes no puedan desplazarse al sector de visitas (residentes postrados por ejemplo), la institución deberá establecer el flujo de entrada y salida de los visitantes a los sectores en los que dichos residentes están alojados.

 

En aquellas áreas en las que no se pueda garantizar una distancia de al menos 2 metros (por ejemplo, en las de recepción), se colocarán barreras físicas como protectores o paneles divisorios transparentes.

 

Se podrán ingresar objetos o alimentos para los residentes, siempre y cuando sean sanitizados, previo a la entrega. Se evitará llevar y/o manipular objetos que puedan ser fuentes de infección potenciales (joyas, celulares, bolsos, etc.).

Comentarios